OPERACIÓN MUTUM – COMANDANTE MÁRIO

(Episodio 35)


Florentino do Nascimento Flores nació en Niterói en 1935, hijo de un oficial de la Marina.
Su padre, en 1937, apoyó, con otros oficiales, al
Estado dado por Getúlio Vargas para permanecer en la Presidencia de la República, impidiendo la celebración de elecciones generales, ya programadas para el año siguiente, para convertirse en dictador y, en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, formó parte de la tripulación Submarine Fighter. PC-544 – Guaporé, cuya misión era patrullar las costas brasileñas y todo el Atlántico Sur.
Florentino se incorporó a la Armada, como su padre, hasta llegar a Sargento.
Sargento Flores. Esta fue su patente cuando participó, en Brasilia, en la Revuelta de Sargentos, movimiento realizado por cabo y sargentos en represalia por la decisión del Tribunal Electoral de Rio Grande do Sul, confirmada por el Tribunal Supremo Federal, el 11 de septiembre de 1963, declarando la inelegibilidad de los egresados ​​de las Fuerzas Armadas (cabo, sargentos y suboficiales) para ejercer el mandato parlamentario a nivel municipal, estatal o federal, según lo determina la Constitución Federal de 1946.
El Movimiento de Sargentos, que ya había expresado su apoyo a las reformas agrarias, urbanas, educativas, constitucionales y de otro tipo, propugnadas por el Gobierno de Jango, logró elegir sargentos para cargos legislativos en 1962, en los estados de Guanabara, São Paulo y Rio Grande do Sul.
En el estado de Guanabara, el Sargento de Ejército Antonio García Filho, a pesar del impedimento constitucional, asumió el cargo el 1 de febrero de 1963 para el cargo de Diputado Federal. En Rio Grande do Sul, el Sargento de Ejército Aimoré Zochi Cavalheiro fue rechazado e impedido por el Tribunal Electoral del Estado por el Tribunal Electoral del Estado, al igual que el Sargento de Ejército Edgar Nogueira Borges, Concejal electo del Ayuntamiento de São Paulo.
En la madrugada del 12 de septiembre de 1963, en la Capital Federal, una tropa integrada por unos seiscientos cincuenta soldados, cables, sargentos y suboficiales de la Armada y la Fuerza Aérea se apoderaron del Departamento Federal de Seguridad Pública, la Secretaría de Marina, Base Aérea, Área Alfa (de la Compañía de Infantería de Marina), Aeropuerto Civil, Estación de Autobuses y Radio Nacional, Estación Central de Radio Patrol, Departamento de Teléfonos Urbanos e Interurbanos, Centrales Telefónicas y algunos otros edificios públicos , suspendiendo todo tipo de comunicación entre Brasilia y el resto de Brasil. Los oficiales de las tropas regulares fueron arrestados y trasladados a la Base Aérea, donde también estuvo detenido el ministro de la Corte Suprema, Vitor Nunes Leal.
Durante el movimiento, el presidente Jango estaba fuera de Brasilia. Hizo una visita rutinaria a Pelotas. Sin embargo, doce horas después del inicio de la rebelión, los rebeldes enfrentaron gran movimiento de tanques y tropas del ejército, formado por personal militar que no se unió al movimiento, siendo derrotados tras un intenso intercambio de disparos en las calles de la Capital, con muertos y heridos.
El día 13, el Sargento Prestes de Paula, líder del movimiento, fue detenido por la Policía del Ejército. Los prisioneros, en total 536, fueron enviados a Río de Janeiro, alojados en un barco prisión anclado en la bahía de Guanabara. Otros dirigentes fueron detenidos en Rio, São Paulo y Rio Grande do Sul. El 19 de marzo de 1964, los 19 sargentos imputados en una investigación policial-militar (IPM) fueron condenados a cuatro años de prisión.
El nombre del sargento Flores no apareció en ninguno de los informes oficiales del gobierno. Era como si simplemente no hubiera participado en nada.
Ahora fue arrestado en Mutum y presentado como un guerrillero peligroso. Su historial, que pude examinar, incluía “atracos a bancos y casas de cambio, ataques a comisarías a presos comunes y políticos en libertad y, finalmente, acciones en la región del río Ribeira do Iguapé, en São Paulo, y entrenando guerrilleros en Araguaia, de donde escapó cuando las tropas federales atacaron, lo que resultó en la muerte de la gran mayoría de los agentes subversivos que allí se encontraban ”.

La presencia de guerrillas en la región de Araguaia fue confirmada por las agencias de inteligencia del Gobierno en la década de 1970, cuando se produjeron los primeros enfrentamientos con tropas militares, principalmente formadas por fuerzas del ejército.
La elección de la región por parte de la guerrilla para homificar allí se debió principalmente a la ubicación geográfica, en el interior de Brasil, en los límites entre los estados de Goiás, Pará y Maranhão, bañados por la cuenca del río Araguaia, cerca de las ciudades de São Geraldo. de Araguaia y Marabá, en Pará y Xambioá, en el norte de Goiás.
Los grupos guerrilleros se inspiraron básicamente en el éxito de los movimientos revolucionarios de la Gran Marcha de Mao-Tse-Tung en China en 1934/1935 y de Fidel Castro, en Cuba, en el derrocamiento de Fulgência Batista en 1959. Aunque liderado por el Partido Comunista de Brasil (PC do B), también contó con la participación de estudiantes universitarios, trabajadores, profesionales e incluso campesinos.
Los principales objetivos eran el derrocamiento del gobierno militar, a través de una revolución socialista resultante de los movimientos guerrilleros, que comenzaría en el campo para luego llegar a las zonas urbanas y, finalmente, la implantación en el país de un gobierno popular con una base socialista. De hecho, se pretendía sustituir la dictadura militar, impuesta en 1964, con el derrocamiento de Jango por otra dictadura, sólo llamada “popular”.
Con el nombre en clave de Mário, el Sargento Flores era uno de los encargados de la formación militar de los revolucionarios, ya que había sido militar de carrera.
Los miembros de los grupos guerrilleros, para no llamar demasiado la atención o levantar sospechas, buscaron formas de relacionarse más fácilmente con los residentes locales. En 1970 ya había más de sesenta militantes repartidos en un área de aproximadamente seis mil quinientos kilómetros cuadrados, divididos en tres destacamentos A, B y C.
El Destacamento A tuvo sus acciones realizadas a lo largo del Transamazônica, en las regiones de Faveiro, Fazenda São José, São João do Araguaia y Half. El Destacamento B operaba en el noreste de la Serra das Andorinhas, en un lugar conocido como Vale do Rio Gameleira. El Destacamento C operaba al suroeste de la Serra das Andorinhas, ocupando las áreas de Pau Preto, Calabaza y Esperancinha.
Todos los destacamentos participaron en acciones de combate directo contra fuerzas militares regulares.
Como táctica de guerrilla, siempre estaban en constante movimiento a través del bosque, sin permanecer fijos e inertes por mucho tiempo en sus bases locales.
Aunque se esforzaron por conocer las costumbres de la selva, no fueron bien aceptadas por los caboclos, siendo solo tolerados allí, en la región. Así, cuando las tropas del Ejército se trasladaron al Valle de Araguaia, recibieron información veraz e importante sobre la ubicación de los grupos, brindada por los vecinos del lugar, lo que facilitó su combate.
En 1973 pocos eran los guerrilleros que aún sobrevivían en Araguaia. Fue entonces cuando el sargento Flores, de nombre en clave Mário, abandonó la región y desapareció sin dejar rastros que pudieran ser seguidos.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s