TRISTE CANCIÓN

José Araujo de Souza

Recuerdo tus ojos.
Eran azules como el cielo
en sus momentos más bellos.
Y sonreían si me miraban.
Hasta creo que tu sonrisa
fue realmente permanente
en esos ojos azules.
Cuando lloraban, eran mansos
como la mansedumbre de los ángeles.
Yo me acuerdo. Fue un ángel.

Tenía en el cuerpo pequeño
la electricidad de la vida
y corrió, cantó, gritó,
con tanta alegría
que se contagia a todos
y todo de ella vivido.

Las manitas que temblaban
cuando en el patio corrí
eran frágiles, diminutos,
pero tuvieron tanta gracia
y la fuerza que no tenía.
Y cuando los recogí
y los sostuve en la mía,
Yo era un rey, soberano,
de un mundo de fantasía.

Recuerdo a mi angel
y lloro así todos los días.

https://go.hotmart.com/P43431935S

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s