MORENINHA



Casimiro de Abreu

Moreninha, Moreninha,
Tu eres la reina del pais
Eres mi dama;
Matas a todos los que amas
Faceira, vendiendo las flores
Cosechas en tu jardín.

Cuando pasas el pueblo
La gente dice con la boca llena:
– “No hay mujer más bella
“¡Ay! Mira lo hermoso que es
“Con trenzas pegadas en la cinta,
“¡Co’as flores no samburá! –

Eres dulce, eres inocente
Como el rollo que feliz
Vuela y despega en el rosal;
Envuelto en galas simples,
En la voz, en la risa, en las líneas
Morena, ¡no tienes rival!

Ayer viniste de la montaña
Y te detuviste al pie de la fuente
A la fresca sombra de la tilde;
Regando las flores, solo,
Ni siquiera lo sabes, Moreninha,
¡Qué amable pensé que eras!

Entonces te seguí tranquilamente
Como el pájaro hambriento
Sigue el juriti;
Pero estabas bromeando
A través de las piedras que rebotan
¡Que sentí pena por ti!

Luego dijo: – Moreninha,
Si un dia eres mia
¡Qué amor, qué amor no tendrás!
Te doy noches de rosas
Cantando hermosas canciones
Al sonido de mis mejores trajes.

Morena mi sirena
Eres la rosa del pueblo,
No hay mujer más bella;
Nadie t’equa o t’imita
Con trenzas pegadas en la cinta
¡Con las flores en la samburá!

Eres la diosa de la plaza,
Y cada hombre que pasa
Él acaba de verte … ¡se detuvo!
Entonces sigue tu camino
Pero ve tranquilo y solo
¡Porque tu alma se quedó!

Eres hermosa, Moreninha,
Sentado en tu taburete
Rodeado de todos nosotros;
Tamborileo alegre de la pandereta,
Como el pájaro en el espino
También sueltas la voz:

– “Oh, ¿quién me compra estas flores?
“Son hermosos como amores,
“No hay tan hermosos;
“Estaban bañados en rocío,
“Son flores de mi serrallo,
“Los recogí en mi jardín”. –

Morena mi Morena
Eres hermosa, pero no tienes piedad
¡Quién muere de pasión!
– Vendes flores simples
Y guarda las hermosas flores
¿Las rosas del corazón?

Moreninha, Moreninha,
Tu eres la bella reina
Pero enamorado eres malo
– Que hermosa te vez
Con trenzas pegadas en la cinta
¡Con las flores en la samburá!

Dije entonces: – “Mis amores,
“Deja que tus flores apunten,
“¡Deja que los perfumes se sientan!”
Pero en ese dulce deleite
En lugar de flores, en el pecho,
¡En el seno te moví!

Como una nube se desmayó
Tiñe al amanecer
Al dulce albor de la mañana
Entonces te quedaste, querida
La cara sonrojada se iluminó
¡Roja como una granada!

Te escapaste, bruja,
Y ciertamente más ligero
Ninguna gacela lo es;
Llevabas una falda corta …
Arbusto de mirto que rebota
¡Mostraste, mostraste tu pie!

¡Ahí! Morena, ¡ay! mis amores,
Quiero comprarte flores,
Pero dame un beso también;
Eso importa las rosas del prado
Sin la sonrisa graciosa
¿Qué tiene tu boca? …

Te acabo de ver sirena
Te llamé – Village Rose –
No hay nada más bello.
– ¡Jesús! Que hermosa eras
Con trenzas pegadas en la cinta
¡Con las flores en la samburá!
Indaiassú – 1857.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s